¿Qué es Dispotraining?

La inteligencia del cuerpo pide a gritos atención

El cuerpo es el órgano ejecutor de nuestra motricidad y emociones. Para hacer música en forma libre y espontánea son fundamentales una gran flexibilidad y un desarrollo imperturbado de los procesos de movimiento. El cuerpo, el instrumento y la música conforman una unidad en la alternancia entre tensión y distensión. No se trata aquí de relajación o de esquivar las contracturas, sino más bien de desarrollar y mantener un dominio preciso sobre la dinámica activa y pasiva.

Ingrid e Jörg

El cimiento para poder plasmar nuestras fantasías musicales  es contar con un aparato motor armónicamente predispuesto. Estas características son únicas en cada ser humano! Es necesario reconocer los propios movimientos de pleamar y bajamar que permiten el dominio de las dificultades técnicas y musicales. El respeto por las leyes que gobiernan al cuerpo ayuda a vencer contracturas, bloqueos y fomenta notablemente la motivación y el placer de hacer música.

Los cursos muestran un camino nuevo e innovador hacia el perfeccionamiento para ejecutar un instrumento y para hallar una expresión musical auténtica. Los condicionamientos negativos aprendidos se transforman positivamente mediante el respeto por las leyes que gobiernan al cuerpo y a través del equilibrio consciente entre el cuerpo, el intelecto y las emociones.

Nuestro  Dispotraining se basa en el respeto irrestricto de las características individuales de cada persona, sus convicciones y su necesidad de expresión. Se ejercitan métodos de cinética y de lenguaje corporal con el instrumento, incluidas técnicas de postura y relajación, así como conceptos de teoría de la música y de historia de la música.

Partitura corporal

Tocar música es un proceso complejo que, al igual que toda otra disciplina, requiere una técnica específica que funcione de manera natural y fluida. Es menester respetar las reglas de la música y del instrumento e integrarlas con el cuerpo y la mente del músico.

En situaciones estresantes, como por ejemplo al enfrentar al público o ante un jurado, se puede desarrollar un alto nivel de tensión. Este puede ir desde la saludable “fiebre de candilejas” (miedo escénico) hasta el descomunal miedo de salir a escena (pánico escénico). Las reacciones típicas frente a esta exigencia pueden ser temblor del arco para los que tocan instrumentos de cuerda, sequedad en la boca para los músicos que tocan instrumentos de viento, y pérdida de apoyo para los cantantes.

Para responder a estos desafíos es necesaria una armonización de los recursos físicos, intelectuales, emocionales e intuitivos. Aquí podemos recurrir a la imagen de una partitura. El compositor indica cómo deben ejecutarse la melodía, el ritmo, la armonía, la dinámica, el tiempo y el carácter de la obra. Más allá de ello, actualmente existe un amplio consenso acerca de cómo debe sonar esta música de acuerdo con la época en la que vivió el compositor. A partir de aquí la partitura corporal se extiende más allá de los límites de lo que puede ser escrito. Del mismo modo que al leer un libro, cada individuo tendrá una interpretación personal de este mensaje cifrado. En virtud de la propia personalidad, cada músico conforma su interpretación.

Con el objeto de que ambas partituras, la del compositor y la del cuerpo, logren armonía, el intérprete debe dominar un repertorio de movimientos para convertir su mensaje intelectual y emocional en un proceso motor y, consecuentemente, en una reproducción musical auténtica.

foto de grupo

¿Quiénes pueden participar?

Nuestro entrenamiento está dirigido a todos los músicos de orquesta, instrumentistas, cantantes, actores, directores, estudiantes de música y docentes de música. También pueden participar conjuntos de música de cámara, coros y orquestas.

Dispotraining se ofrece tanto en clases individuales como grupales. Las clases grupales se realizan en clases abiertas con participantes activos seleccionados en una audición previa al inicio del trabajo. Se espera de los participantes pasivos una plena participación en el desarrollo del curso.